Muere el escritor colombiano Gabriel García Márquez... Más información en CNN México

Recibe nuestro newsletter
 

Bayan, el ghanés que escapó de la guerra y ahora juega en Boca Juniors

El joven africano sueña con ser titular en el primer equipo. (Foto: Club Boca Juniors)
El joven africano sueña con ser titular en el primer equipo. (Foto: Club Boca Juniors)

Redacción | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, miércoles 20 de Marzo del 2013

  • El ghanés de 18 años escapó hace dos años de una guerra de tribus
  • Boca lo cobijó y ya es jugador de la Cuarta División con los Xeneizes

Hace dos años y cuatro meses Bayan Mahmud corría por salvar su vida, hoy, a miles de kilómetros de distancia de su natal Ghana, el joven de 18 años corre tras un balón en busca de convertirse en jugador del primer equipo de Boca Juniors.

El joven africano de 18 años perdió a sus padres en una guerra de tribus y escapó de África para no correr la misma suerte.

“Mis padres habían fallecido en 2005 en la guerra y sabía que era muy peligroso. Después de eso, estuve con mi hermano en una casa de orfanatos. Pero la guerra de tribus apareció otra vez en el 2010. Yo soy de la tribu Kusazi y nos venían a perseguir. Me podían matar o hacer algo. Por eso, quería irme”

Ayudado por algunos amigos, tras días de persecución y con su hermano extraviado, Bayan pudo “colarse” a un barco en un puerto desconocido. No sabía el destino, no tenía dinero, lo único que tenía era la certeza de huir. Lo que nunca imaginó es que aquel barco lo conduciría a vivir un sueño.  

“Yo no sabía que estaba viniendo a Argentina. Me subí a cualquier barco, tenía que escapar de la guerra”, relata Bayan, quien encontró en Sudamérica algo más que un refugio.  

El Boca, uno de los clubes más importantes de Argentina y el mundo, lo cobijó y hoy el volante por derecha acaba de ser inscrito para poder jugar en la Cuarta División con los Xeneizes. Su sueño, asegura, es poder jugar en La Bombonera y ser “el primer negro en jugar en la Selección Argentina”.

"Yo no sabía que estaba viniendo a Argentina. Me subí a cualquier barco, tenía que escapar de la guerra"

Admirador de Juan Román Riquelme, el joven africano, quien desde chico se enamoró del futbol, reveló para la revista oficial del club su travesía, la cual suena más a un relato fantástico que a una historia de vida.

“Yo dormía atrás de un contenedor, en el piso. Porque no tenía documentos ni nada. Estuve ahí escondido un día y medio. Al final, salí. Si no, iba a morir. Y por supuesto los que me vieron son muy buena gente. Me dijeron que me quedara tranquilo, que no saliera mucho. Ellos me traían comida”, cuenta sobre el viaje en barco que duró cerca de tres semanas.

Ya en tierra firme y tras los primeros días sin hablar y sin tener a donde ir, Bayan se hizo amigo con unos senegaleses, quienes le ayudaron en migración y le encontraron una pensión de refugiados en Flores.

“Después, me fui a Constitución, donde había muchos africanos. Los sábados siempre pasaba por la plaza en la que jugaban al futbol hasta que un día me preguntaron si quería entrar. No sabía que estaban jugando por plata. Y me dieron $20. Entonces empecé a ir seguido y Rubén García me vio jugando ahí y me trajo a Boca, me hicieron la prueba. Y ese día jugué muy bien”, relata.

Ahora, lejos de la guerra de tribus y ya con la tranquilidad, -gracias al Facebook- de que su hermano está con vida y bien, el joven ghanés centra todas sus energías en destacar en el balompié argentino. Después de todo lo que pasó, ése cree, es su destino.

“Ahora es todo futbol, futbol, futbol”, asegura al tiempo de lanzar una plegaria… “Sin Dios, no podría estar acá. Es el que me da fuerzas para seguir”

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios